By | July 12, 2017

Cuánto nos dolería que uno de los músicos más legendarios muriera, a ese que le quedan unos años de vida y que no sabemos cómo conservar en nuestro planeta porque la inevitable muerte lo acecha. En la música, muchas veces se apela a esa nostalgia que tenemos por prácticamente todo, ese sentimiento extrañamente conmovedor y melancólico, irracional y por supuesto, sumamente potente.  Al mundo le gusta mantener las cosas como están, conservar lo que ya conocemos para no enfrentar el temor a lo desconocido y continuar con esa sensación de bienestar que nos produce lo que ya conocemos.

 

Mantenemos una relación complicada y difícil con el tiempo, no lo aceptamos ni entendemos, vivimos entre el inevitable paso del tiempo que tenemos que aceptar y los conflictos por tratar de impedir que las cosas cambien. Los empaques, aquellos detalles de la vida cotidiana que ya no existen; el walkman, el discman o las consolas, nos hacen experimentar un recuerdo que anhelamos poseer y esos músicos legendarios que aún permanecen vivos, son lo único que nos queda para que nuestro mundo no cambie definitivamente.

 

Ellos, nuestros ídolos, logran hacer que nuestra herida no se abra aún más para perpetuar las cosas de las que fuimos testigo, aquellas que cambiaron la música, porque creemos, eso que anhelamos debería ser para siempre.

Jimmy Page

El ideólogo y fundador de Led Zeppelin, es uno de los músicos más virtuosos de la banda británica que cambió la música rock desde la creación del grupo en 1968. Page es un genio de la guitarra que irrumpió en la escena musical con la mezcla de estilos que nadie más había intentado. El folk sonaba a psicodelia y blues. Con 72 años, se decidió a remasterizar nueve discos que salieron entre el 68 y el 82. No se rinde, busca aprovechar lo más que pueda la fama del grupo que él volvió leyenda.

Paul McCartney

Es fundador de una de las bandas más grandes de la historia del rock junto a John Lennon. En el 96, la reina Isabel II le confirió el título de Sir y fue incluído en el salón de la Fama del Rock And Roll. Ha sido reconocido como uno de los compositores y artistas más exitosos de todos los tiempos. Tiene 60 discos de oro y su canción ‘Yesterday’ es el tema con más versiones en la historia. Ha ganado 21 premios Grammy. Su legado es indiscutible y esperemos al menos escucharlo en vivo antes de su partida.

Keith Richards, Mick Jagger

Aunque viven en constantes peleas que siempre sobresalen en los medios de comunicación, como la ocasión en la que Richards le llamó “perrita Brenda” a Jagger, los dos se han convertido en la dupla de colaboraciones más importante del rock. Los dos han escrito muchas de las canciones de los Rolling Stones y producido sus álbumes. Si alguno de los dos pereciera, seguramente The Rolling Stones no sería lo mismo y sus giras no estarían cotizadas. Por ahora, sólo queda disfrutarlos en el tour que darán este año.

Bob Dylan

Con 74 años, es considerado uno de los músicos más influyentes y prolíficos del siglo XX. En la década de los 60 hizo canciones de protesta social que combinaba composiciones complejas que estaban influidas por el ambiente hostil de la guerra fría. Su sencillo “Like a Rolling Stone” es considerada la mejor canción de todos los tiempos según la revista Rolling Stone. En el 2007 fue reconocido con el Premio Príncipe de Asturias de las artes y recibió un reconocimiento honorario del Premio Pulitzer. En el 2012 recibió la medalla Presidencial de la Libertad por Barack Obama.

Leonard Cohen

Tal vez el más veterano de los rockstars sea Leonard Cohen, el que ha sido definido por el crítico Bruce Eder como “uno de los cantantes más fascinantes y enigmáticos de finales de los 60”. Recibió el premio Príncipe de Asturias, por sus letras y es que estas tienen la poesía en cada verso que escribe. Su voz es única y combina su música con sus letras de manera extraordinaria.

Tony Bennett

Tony Bennett se posicionó como uno de los cantantes imperdibles de jazz. Su edad lo hace aún más seductor, pues la combinación entre su melodiosa voz, su buen ritmo y astucia, ha sabido  permanecer en las listas de éxitos. Con 89 años de edad artistas como Lady Gaga, Amy Winehouse, George Michael o Elton John. Frank Sinatra dijo sobre Bennett; “en mi opinión, Tony Bennett es el mejor cantante que hay en el negocio (del espectáculo). Me emociono cuando le veo, me conmueve. Él es el cantante que ve lo que el compositor tenía en su mente, y posiblemente un poco más”.

Madonna

¿Qué pasaría con el pop si muriera su reina? Seguramente el mundo estaría de luto, pero sobre todo, muchas querrían ocupar la corona. Madonna tuvo una infancia difícil en la que fue la responsable de cuidar a sus cinco hermanos y a ella misma cuando su madre y padre fallecieron. En 1977, se fue a Nueva York con 35 dólares y comenzó a trabajar como bailarina sustituta. En 1982 ella y su novio baterista firmaron contrato con Warner Bros Records y en 1984, ya en solitario, lanzó su éxito ‘Like a Virgin’ con el que logró reconocimiento mundial. Poco después apreció en las portadas de revistas y firmó contratos millonarios con marcas que utilizaban sus canciones.

Tom Waits

Igual que sus canciones con tono áspero, él era un bohemio alcohólico que vivía entre bares. Sus canciones, inspiradas en Bukowski y algunos de la generación beat como Kerouac, interpreta sus  melodías con un rugido vocal inigualable. Sin embargo, el camino por el alcoholismo finalmente terminó y Waits se transformó en un músico realmente exitoso. Compone bandas sonoras como la de “One from the heart”, por la que estuvo nominado al Oscar.

Patti Smith

Patti Smith es el símbolo estadounidense de la música, el arte, la poesía y el punk. En su juventud, soñó ser una gran artista y poco después lo logró con grandeza. Fue apodada la madrina del punk. Y llevó a la música un punto de vista feminista e intelectual. Es, hasta la fecha, una de las artistas más influyentes de la música rock que ha combinado la música con la poesía beat.

Giorgio Moroder

Fundador e ícono del movimiento electrónico. A los 75 años aún aparece en el mundo de la música. En la época disco tuvo sus orígenes como productor de Donna Summer y más tarde con otros grupos como Led Zeppelin, Queen y Elton John. Desapareció por unos años hasta que participó en la producción y un tema del disco de Daft Punk “Random Access Memory” en 2013.  A los 74 regresó con un nuevo disco totalmente suyo titulado “74 is the new 20”. Moroder es la leyenda viva más importante de la música electrónica.